Dios hizo al hombre para que no mienta


El hombre fue hecho por Dios con la capacidad única de hablar siempre la verdad, cuando el hombre habla mentira se condena así mismo (Apoc. 21:8), nuestro cuerpo reacciona frene a las mentiras, es bueno vivir en integridad y en la verdad.

Comentarios